José Ramón González – Pub Residence

¿Qué tal José Ramón, nervioso por la final nacional de World Class?

No, nervioso no, estoy ilusionado y con ganas. Me pondré nervioso allí (se ríe).

¿Donde empezó todo, qué o quién te inspiró para ser un bartender?

Yo empecé a trabajar los fin de semana y la verdad que  me enganchó desde el principio. Me lo pasaba bien, me gustaba más estar dentro de la barra que fuera. A raíz de eso monté un bar con un socio y aunque hoy en día no sigo con ese proyecto he ido manteniendo el trabajo como bartender trabajando en varias barras hasta que finalmente llegué al Residence Café, que es dónde estoy ahora. Llevo ya cuatro años detrás de la barra y es aquí donde empecé realmente a descubrir todo el abanico de posibilidades que te ofrece la coctelería. También el hecho de tener a Manu Iturregui como compañero, trabajando juntos codo con codo me ha ayudado bastante.

¿Dinos qué es lo mejor de tu trabajo?

Cuando viene un cliente y no sabe que tomar. El poder aconsejarles, descubrirles sabores nuevos. Hacer que la gente disfrute y poder improvisar y crear día tras día es lo que más disfruto.

¿Cuál es tu secreto favorito, tu ingrediente peculiar?

Me gusta mucho hacer bitters caseros y macerados porque considero que es algo muy personal.

¿Recuerdas la primera vez que escuchaste hablar de World Class Competition? ¿Llegaste a imaginar que estarías en una final Nacional?

Esta es la segunda vez que me presento, el año pasado empecé porque Manu Iturregi ganó la primera ronda y necesitábamos a alguien que representase al Residence en la segunda y por ello me presenté y llegué a la final regional. Al principio no sabía lo que era, cuando lo escuché por primera vez no tenía ni idea de todo esto. Ahora puedo decir que es una competición increíble donde hay competencia pero también una camaradería importante entre los bartenders. Haber llegado a la final y competir con grandes figuras como Borja Cortina y Jorge Oliva es un honor.

¿Cómo afrontas la final Nacional de World Class 2015? ¿Tienes algún horario de entrenamiento para la preparación de los Challenges? Si es así, ¿En qué consiste?

Yo creo que el haber llegado a la final es un premio al trabajo bien hecho, una recompensa. De cara a la final voy a disfrutar y a hacer bien mi trabajo y cometer los menores fallos posibles.  En cuanto a los Challenges, si soy sincero no he tenido tiempo a prepararlos ya que me casé el pasado sábado y he estado este tiempo centrado en la boda.  Estos días tengo que prepararme para la final y practicando y ensayando confío en que salga todo bien.

Cuéntanos ¿cúal fue tu inspiración para preparar el cóctel que te hizo campeón de la fase regional?

Este año había que elegir destilados blancos y yo también tenía ganas de cambiar, ya que en el Residence trabajamos mucho con Whisky y mi participación en 2014 también fué con Whisky. Por eso, en esta ocasión tuve muy claro que quería utilizar vodka.  Los molinos de Schiedam, que es dónde se encuentra la destilería de Ketel One, me sirvieron de inspiración para esta competición y decidí elegir el libro de El Quijote. Tenía muy claro que si lo hilaba con El Quijote la presentación sería en barro y por eso presenté el cóctel con unos botijos de barro.

Para finalizar, ¿Cómo has vivido la experiencia desde que te registraste en World Class hasta el día de hoy? ¿Qué ha aportado la competición a tu día a día?

Me ha servido para mejorar día a día, ponerme las pilas y seguir creando e innovando con los cócteles.